Hatha Yoga o cómo escuchar a nuestro cuerpo

Camatkarasana - Postura Salvaje

Tras años como profesora de yoga, la entrevistada en este artículo creó su propio centro de acuerdo a sus ideales. La idea es ofrecer aquello que a uno le gustaría recibir como usuario. Además de las clase habituales, Estudio de Yoga con Pilar Valencia ofrece una consulta de osteopatía, un área de tienda con productos relacionados con la práctica y la sala se abre a menudo para conciertos, alguna exposición o conferencias que puedan ser de interés para los estudiantes.

 

Pilar Valencia, nació en Santiago de Compostela, donde su padre había sido trasladado por motivos de trabajo y ha vivido en distintos lugares de España.  Actualmente vive en Jerez de la Frontera, la tierra de su familia y tiene ahí su estudio de yoga. Este lugar es para ella el resultado de una intención muy clara forjada después de muchos años de trabajar en centros que no siempre cumplían los requisitos que a Pilar le parecían importantes para practicar yoga. Además, en su centro se ofrece formación para profesores de yoga en el estilo que ella practicó y que es el Anusara Yoga. La entrevistada estudió psicología, ya que siempre le interesó la mente humana. Siendo muy joven a los 17 años llegó a su vida la meditación. Viajó a Estados Unidos a conocer a su maestra y allí hizo su primer curso de formación como profesora de Hatha  Yoga. Más tarde viajó a la India y distintos sitios de Europa para seguir formándose.

 

En 2002 conoció Anusara Yoga y supo que ese estilo era lo que quería practicar y enseñar en adelante. Inició una nueva formación en este estilo hasta llegar a ser Profesora Certificada de Anusara Yoga, que es el que le capacita para formar a otros profesores. Estudio de Yoga con Pilar Valencia es un lugar agradable, donde los detalles se cuidan al máximo. Está situado en una tranquila zona ajardinada y es muy luminoso. Es un lugar de encuentro para yoguis y yoguinis donde rige la confianza y la cercanía. El centro no podría definirse como “negocio”, de acuerdo con la experta ya que cree que es una palabra que no casa bien con este concepto de estudio. Pilar tiene un par de colaboradoras, alumnas que se formaron con ella como profesoras.

Pilar, comentas que la práctica del asana es una forma maravillosa de abrir nuestro corazón a la gracia, a la bondad y a la belleza innata, ¿por qué?

Lo que siempre me cautivó del Hatha Yoga es que me ponía en contacto con un espacio de alegría interna. No era únicamente el efecto físico lo que me atraía de las posturas, sino una conexión directa con el corazón, el centro de mí ser. Y a la vez cada postura se expresaba desde un lugar de belleza y celebración. Como una autopista de doble vía.

¿Qué material prefieres utilizar para las sesiones de Yoga Pre-natal y por qué?

En yoga prenatal uso todas las herramientas para que la alumna se sienta cómoda, apoyada y nutrida en su práctica. Uso bolsters, mantas, bloques, la pared y el suelo.

No es el momento de una práctica retadora, sino un tiempo para la escucha del cuerpo, para desarrollar  la sensibilidad y conectar con la sabiduría ancestral que ya tenemos como mujeres pero que a veces está escondida bajo capas y capas de conceptos e ideas.

¿En qué se diferencia el Yoga para la salud con la homeopatía?

Pues el yoga para la salud consiste en una práctica suave y muy específica para personas con diversas patologías. Esa práctica suave les va a aportar mayor calidad de vida, pero el yoga no es una terapia ni una medicina. Eso debe quedar muy claro.

La homeopatía (y hablo como usuaria, no soy homeópata) es una medicina natural que re-equilibra el sistema y hace que nuestra capacidad de autosanación se refuerce.

Utthita Trikonasana

¿Cuáles son las principales ventajas del Yoga para bebés? ¿Qué técnica utilizas en el Yoga para bebés y por qué?

Las clases de yoga para bebés me parecen interesantes porque es un tiempo en el que la madre desea hacer ejercicio, desea tiempo para centrarse y estar tranquila, pero no quiere o no puede separarse de su bebé. En estas clases el ambiente es relajado, el bebé descansa en una mantita al lado de la madre mientras ella practica. Si alguno de los bebés llora o quiere mamar hay toda la libertad para atenderlo. En algunas posturas se involucra al bebé y la relajación se hace con él sobre el vientre de la madre. Es un momento precioso.

La fortuna de vivir practicando yoga

Pilar es de las pocas afortunadas que, aparte de algunos trabajos puntuales de otra índole, lleva toda su vida laboral enseñando yoga. Comenzó en centros cívicos. Al principio con solo algunas clases semanales. Continuó en  gimnasios y centros diversos (de teatro, de acupuntura…). La buena noticia era que cuando se marchaba de esos sitios los alumnos se iban con ella. El tener cada vez más alumnos le dio la oportunidad de hacerse autónoma.